Reproductor (prueba)

Diámetro Medio en vivo (Viernes de 22:00 a 23:00)

Frase que se nos canta...

Diámetro medio llega hasta vos. Todos los viernes a las 22.


Si estás viendo este mensaje, tu navegador es una garcha... D/2 te recomienda éste

4 may. 2011

D/2 Reloaded!


EMOCIONANTE... lo que alguna vez estos muchachos deliraron en una distinguida confitería sobre la costa atlántica se hizo realidad. Más que contentos para arrancar una segunda temporada, contaremos un poco acerca de todo lo que significó Diámetro Medio (D/2 de acá en adelante).

Habitualmente, Andy llegaba de la facultad, Papa y Richo del trabajo, Gonza de tocar música en su casa y Maxi de la jungla con una espada y escudo de Toledo (que por suerte se terminó porque ahora es un ejecutivo exitoso aburguesado en el centro geométrico de la ciudad). Abrazos de gol y anécdotas eran recurrentes mientras íbamos llegando y compartiendo cerveza & pizza, infaltables para el brindis y para tener el corazón contento antes de transmitir. Media hora antes de la emisión venía, con un dejo de alarma, el archiconocido interrogante, recurrente y característico, de cada programa: ¿Muchachos... qué hacemos hoy?

Si bien a lo largo del año hubo algunas variantes (como el apreciado “hay postre” o “¿salimos hoy?” hasta “che, ¿vamos a lo de Gise?” y “Hoy invitamos a Dami, Nadia, Ana, Amalia, Palo, Shirly, Turka, Rodri, Paula, Iván, las dos rubias que no me acuerdo el nombre y el portero del edificio” junto a un largo etc.), la esencia siempre fue la misma: disfrutar de una reunión entre amigos y sumar a todo aquel que tenga ganas de divertirse/opinar seriamente con y de nosotros.

Mientras tipeo este racconto pasan por mi cabeza distintas noches: unas con el aire acondicionado a pleno y cerveza y otras con frío invernal y... más cerveza. Otras con cumpleaños a posteriori, sin saber muy bien de quién o dónde, y otras tantas que nos acobijaban de una semana agotadora en sus largas y últimas horas.
Sabíamos que el finde (para los que no trabajan el sábado) empezaba y, aunque a veces teníamos algunas ausencias, (ya sea por chicas, viajes, compromisos, o cualquier otro motivo; y créanme que se hacían sentir) nada opacaba la felicidad de estar haciendo algo realmente placentero.

A su vez, cada noche, sin importar lo terrible o hermosa que fuera, un par horas antes de empezar con el programa, las reuniones se iban nutriendo de emociones:

-"Les cuento, amigos míos, que soy profesor en un colegio. Pensar que hace poco estaba en la secundaria y ahora corrijo exámenes. Puta... qué viejos que estamos..."

-"¿Vamos a tomar algo a un bar? - Pará, tengo un hambre de la concha de la lora, caminemos hasta Corrientes y ahí comemos algo."

-"Hoy toco guitarra clásica en tal lugar antes de la radio: ¿me vienen a ver?"

También rondaban frases que pura y exclusivamente se puede usar en el dialecto entre amigos del macho porteño argento, ese que Maxi hablaba con tanta fluidez que casi cabría darle un doctorado:

- "A TU VIEJA le cabe la japi!"

- "¡¿ A qué hijo de un rascacielos neoyorquino de putas se le ocurre poner el timbre del estudio a 10 metros de la reja de entrada?! ¡De 10 metros tengo la chot- , no los brazos!"

- Ganamos un premio en el exterior.
- Grosos!
- Bien muchachos!
- Sí, ¡muy bien! (pausa meditabunda) ... y hay putas?

También llegó el otoño, triste como siempre, y trajo consigo no muy felices noticias:

- ¿Qué es esa cara?
- Nada, no se preocupen por mí.

Pero nos preocupamos igual e hicimos lo que pudimos. No todas son buenas pero, a la larga, todo pasa. Al final, salimos un poco mejor que como entramos, y eso solo ya bastó por todos los programas de D/2 que podamos hacer, de acá al infinito.

Por último, un clásico:

- Hoy salgo con tal persona!
- Éxitos master, ¡de corazón!

Y te ibas sin saber qué iba a ser de tu noche, pero tenías una increíble buena onda de abrazos previos que te acompañaba hasta que la veías y sobre todo hasta que te acostabas con ella como un duque o solo en tu cama como una morsa. A veces te llegaba un sms desde el otro lado como “¿Hubo Rock?” cuando no un silencio de altamar al mejor estilo Julio Verne... hasta el día siguiente, cuando bombardeaban a mensajes el messenger.

Ya arranca nuevamente la semana laboral con el fuckin’ lunes y de vuelta tenés unas incontenibles ganas de hacer D/2 para volver a verlos, volver a reír y compartir las mismas cosas, u otras nuevas. (admito que esta última oración suena a cualquier libro de catecismo de los que reparten gratis, pero realmente se siente así.)
También se extraña cuando estás en el colectivo o afuera del país o de vacaciones, sacás el mp3 con las viejas emisiones de D/2 y todos miran con cara de "pibe... ¿de qué te reís?" tus contracciones espasmódicas de risa contenida.

Ahora toca el turno de ustedes, los radioescuchas. No voy a caer en el cliché berreta de decir: sin ustedes no somos nada porque más o menos veces, con o sin micrófono, nos seguiremos juntando los mismos a hacer lo mismo. Sin embargo, agradecemos infinitamente que nos acompañen en este proyecto porque disfrutamos enormemente de su compañía, sobre todo cuando hacen aportes o cuando durante la semana alguien viene y de la nada te dice: “escuché tu programa” :) Independientemente de si sos una minita que esta más buena que mojar el pan en el tuco o el gordo que vende diarios en el puesto de enfrente, nosotros te queremos ahí, del otro lado, y te queremos igual. (ahora, si sos la minita, estás invitada a darte una vuelta por el estudio cuando vos quieras... y no te preocupes por la puerta, cierra sola)

Momentos del 2010: pufff... millones. Incontables. Como las estrellas en el firmamento, como los granos de arena en una playa, como tu hermana en la noche de Buenos Aires.

Pero como sus viejas nos lo pidieron (piden tantas cosas...), el staff de edición de D/2 ha hecho (a las puteadas con la PC) un compilado con algunos de los grandes momentos de la historia diametromediense. Si nos escuchaste sabrás cuales son los mejores y sino, bueno, están estos. (la verdad es que como era un quilombo editar todos los programas del año, tomamos una muestra al azar y nos rendimos con un suspiro y un prosaico... ya fue)






Para terminar, queremos desearles un buen año con mucho sexo (con capucha si no lo conocés, no te hagás la loca turbina, ojito eh), que aprueben todas las materias, que disfruten de lo que hacen (y sino que les aumenten el sueldo), que reflexionen y que se caguen de risa en esta nueva temporada de D/2.

Estaremos transmitiendo desde algún lugar este viernes 6 de Mayo a las 22:00...

Carpe Diem y Carpe Noctum


(y sino sos un putazo)

0 comentarios:

Publicar un comentario